La Monarquía ¿Qué es la monarquía?Del griego, uno y poder, forma de gobierno en la que el poder está concentrado en una persona. La noción de monarquía implica La de legitimidad del poder. La morarquía en Roma. ¿Cuánto duró y qué reyes la protagonizaron? La monarquía Romana fue la primera forma de gobierno política de la ciudad de Roma desde el momento de su fundación desde el 21 de abril del 753 a.C. hasta el año 509 a.C.Que finalizó con su renado Tarquinio el Soberbio.Los reyes de la monarquía Romana fueron: Rómulo - 753 a. C. – 716 a. C. Numa Pompilio - 715 a. C. – 674 a. C. Tulio Hostilio - 673 a. C. – 642 a. C. Anco Marcio - 642 a. C. – 617 a. C. Tarquino Prisco - 616 a. C. – 579 a. C. Servio Tulio - 578 a. C. – 535 a. C. Tarquinio el Soberbio - 535 a. C. – 509 a. C. La sociedad en Roma durante la monarquía Romana. La sociedad se integraba con una clase alta o nobleza, que estaba constituida por dos partidos y una clase baja, la plebe, compuesta por los extranjeros y vecinos, que carecían de derechos y no tenían ninguna participación en el gobierno. Además se encontraban los esclavos, que eran los prisioneros de guerra y los plebeyos deudores, a los cuales no se los consideraba como personas sino como cosas. Los que lograban su liberación mediante un pago, se convertían en clientes. Dentro de la organización social, la familia ocupaba un lugar sobresaliente y constituía la institución más sólida del estado. El padre ejercía la máxima autoridad sobre la familia. El matrimonio tenía carácter religioso y era indisoluble, lo que aseguraba la solidez de la sociedad romana. Las clases sociales en Roma monárquica.·Patricios:Formaban la aristocracia romana, el sector dirigente y privilegiado. Los únicos considerados como “ciudadanos romanos, con derecho a votar, ocupar los cargos políticos y religiosos. Además eran el sector más rico, dueño de las grandes extensiones de tierra. ·Clientes: Eran personas que no pertenecían a ningún estamento, extranjeros o refugiados pobres, que se ponían balo la protección de un patricio. Este les brindaba ayuda económica, los defendía ante la lusticia y les permitía participar de las ceremonias religiosas. A cambio, el cliente lo acompañaba en la guerra y lo ayudaba en algunos trabajos, o en todo lo que se le solicitase. Las familias patricias se enorgullecían de tener clientela importante o numerosa. ·Plebeyos: La integraban los extranjeros, los refugiados y los clientes que se habían enemistado con sus patronos. Se los consideraba hombres libres, pero no ciudadanos, por lo tanto se hallaban excluidos de la vida política y también religiosa. Les estaba prohibido contraer matrimonio con los integrantes del patriciado. ·Esclavos: Se encontraban en la escala inferior de la sociedad. Se dedicaban a las tareas serviles y no tenían ningún derecho.En los primeros tiempos de Roma formaban un grupo poco numeroso, que se fue incrementando con el desarrollo de las conquistas y la expansión romana. El gobierno en la monarquía romana.Solamente podía ser ejercido por los patricios, que eran los descendientes de los fundadores o padres de la ciudad. Los patricios constituían una aristocracia, integrada por un grupo reducido de familias, cuyos jefes formaban parte del Senado, que era la institución más importante de Roma. Era presidido por el rey y a su muerte ejercía transitoriamente el poder hasta que elegía a su sucesor. La autoridad suprema era ejercida por el rey que era, a la vez, jefe militar, sumo sacerdote y juez supremo. Sin embargo, la monarquía era electiva y su poder estuvo limitado por el Senado y La Asamblea del Pueblo. Organización política. La realeza. El rey elegido por la Asamblea, duraba en su cargo de por vida. A su muerte el poder volvía al estado. El Senado designaba a un rey interino, mientras se elegía un sucesor. El senado. Lo integraban las familias patricias. La asamblea. Formada exclusivamente por los ciudadanos. Sus funciones eran desde las legislativas y las judiciales hasta la elección de los reyes. La economía en la monarquía romana.La economía se basaba en la explotación de la tierra. Como medio de cambio se utilizó el ganado. En los primeros tiempos la economía estuvo limitada a estas manifestaciones porque la vida de los romanos era primitiva y sencilla. Roma contó con algunas riquezas minerales: las salinas en la desembocadura del Tiber y minas de oro y de plata. Estos recursos ayudaron mucho para que desde su comienzos tuviera una actividad comercial importante. Los hombres de la ciudad se dedicaban a las artesanías, carpinteros, herreros, y algunos también abastecía al pueblo de alimentos y útiles necesarios para la vida diaria, como carniceros, panaderos, tenderos.